Google+ Badge

jueves, 17 de diciembre de 2015

Clave n°3: “La comprensión holística-planetaria del Perdón”



            El SOL remueve oscuridades del mundo así como se quitan una a una las capas de una cebolla. Este es, a manera de ejemplo gráfico-simbólico, la manera como procede el Sol Espiritual al ingresar como ‘rayos cósmicos’ a cualquier planeta-escuela.
            Cuando un circuito de la espiral evolutiva completa su primera mitad que corresponde a la formación de la vida material (arco descendente), comienza allí el recorrido de la segunda mitad del circuito, pero esta vez subiendo por la escala vibratoria hasta alcanzar nuevamente la Fuente Prístina de la Vida (arco ascendente). Este ‘circuito circular’ se da en interminables espirales de involución (materialización) y evolución (espiritualización) en todos los seres, mundos, planetas, soles, galaxias y universos. Todo procede en ‘ciclos’, en forma de espiral ascendente y ascendente, y todo proviene de La Fuente Creadora y hacia la misma Fuente regresa. Esto se repite, como se explicó, en todas las entidades, en todos los espíritus, tanto en las incipientes “Chispas espirituales” de vida como en los más experimentados Logoi universales.
            ‘Ciclo’, ‘espiral’, ‘descenso y ascenso vibracional’, forman parte de una gran Ley de la Vida universal llamada EVOLUCIÓN o LEY DEL PROGRESO. Nada ni nadie puede detener ese progreso de todas las conciencias, que se da por ciclos rítmicos.
            Hemos comenzado de esta forma la revelación de esta “Clave del Perdón”, porque la misma trata de la comprensión del significado colectivo y holístico del perdón. Corrientemente el tema del perdón es abordado e interpretado refiriéndolo al individuo, es decir, tomando a la persona humana como centro, pero rara vez se encuentra a algún creativo estudiante ver al perdón como un fenómeno de carácter colectivo y planetario en cuanto a sus posibles y potenciales efectos.
            Desde este último ángulo de interpretación el perdón individual puede ser comprendido como un poderoso impulso para la liberación colectiva, que en mucho más de lo que los estudiantes suponen puede favorecer al Planeta en su ascenso evolutivo vibratorio. ¿Cómo es posible esto…? Veamos.
            Cada ser humano es una célula de un gran tejido llamado ‘Humanidad’ y cada una de las miles de millones de ‘células-hombres’ representa una especial forma de ‘vibrar’ dentro del Cuerpo Planetario. Es aquí donde adquiere sentido y vital importancia el “Trabajo Interior” o “Trabajo del alma” (http://el-alma-y-su-trabajo.blogspot.com.ar) en lo grupal y planetario. La visión holística del perdón debe ser adquirida y asimilada, de manera que el estudiante sepa que al comenzar a trabajar en su liberación trascendiendo las cargas del pasado, no solo estará beneficiándose a sí mismo, sino que estará efectuando un gran servicio al conjunto del ‘tejido humanidad’ del cual forma parte y al Planeta, porque dejará de emanar vibraciones astro-mentales densas y oscuras y comenzará a emanar la luz propia de una nueva conciencia liberada.
            Este servicio comienza con la ‘Tarea Interna’ del propio individuo (‘la célula’), pero llega a afectar al Ser Colectivo (‘el Tejido’).
            Las energías astrales densas, como el odio, la angustia, la envidia, los celos, etc. pertenecen a “un gran almacén” o reservorio planetario alimentado por millones de almas no liberadas. Por otro lado, las energías astrales más refinadas, de luz, alegría, belleza, armonía, paz y hermandad, imantadas por energías búdicas (crísticas) pertenecen a otro “almacén” o reservorio de evidente cualidad vibracional opuesta al primer reservorio de sombras. Ambos almacenes planetarios de energía son nutridos diariamente por las almas (de ambos grupos citados en la “clave n°2) que peregrinan en esta escuela planetaria.
            Procurad dejar de alimentar el almacén planetario de sombras y dolor dando el paso del total PERDÓN. El perdón, entendido como se ha explicado, es un corte con la milenaria cadena del dolor en la humanidad. Sed fuertes para vencer en este desafío interno. Entrad, dando el paso del PERDÓN, por la puerta interna hacia el Gran Almacén de la Luz!


PAZ EN LOS CORAZONES


No hay comentarios.:

Publicar un comentario